08 julio 2015

Reseña: Stolen de Lucy Christopher

Stolen, robada, sola, lucy christopher, reseña, recomendado, sindrome de estocolmo, una carta a mi secuetrador, libro recomendado,

Ficha Técnica


Título: Stolen. A letter to my captor (Robada. Una carta a mi secuestrador)
Autor: Lucy Christopher
Páginas: 306
Editorial: Chicken House Books
Precio: $2.99 (e-book) $60.5 (Paperback)
Sinopsis: Fui secuestrada de un aeropuerto. Apartada de todo lo que conocía, de todo lo que solía ser. Llevada a la arena y el calor, la suciedad y el peligro. Y el pretendía que lo amara. Esta es mi historia. Una carta desde cualquier lugar.


Opinión Personal.


No tengo la menor idea de quién fue la persona que me recomendó este libro, sin embargo Stolen resulta uno de esos libros que te tienen entre la espada y la pared. Queriendo tomar una decisión sabiendo que es errónea y tratando de ignorar a esa vocecilla que te grita que eso está mal.


La historia comienza en el aeropuerto de Bangkok, donde Gemma está a punto de regresar a Inglaterra con sus padres, mismo lugar donde conoce o se reencuentra con Ty, su captor. Y de ahí, todo toma un giro totalmente inesperado. Ty aparenta ser un chico común, aunque bastante guapo y a Gemma eso no le pasa desapercibido. Quizá por eso entabla una conversación con él.

Ty es un chico enigmático, juguetón e incluso un tanto coqueto, algo que le influye cierta seguridad a Gemma para quedarse a tomar un café con él mientras espera a que sea hora de abordar su avión. Sin embargo Ty también es inteligente y sabe muy bien qué es lo que quiere: a ella. Luego de ganarse su confianza y cuando el café comienza a hacer efecto en el sistema de Gemma, éste aprovecha para secuestrarla y llevarla hasta un desolado lugar en medio del desierto en donde no hay nada más que kilómetro y kilómetro de arena rojiza.

En realidad Stolen tienen un inicio y un final totalmente inquietantes y absorbentes, pero ¿la parte del desarrollo? Lamentablemente no tanto. Lucy tiene una linda manera de narrar las cosas y detallarlas, algo que definitivamente amo en un libro, sin embargo al encontrarse en medio del desierto y describiendo una y otra vez la pesada arena rojiza, llega un momento donde terminas aburriéndote. Sobre todo porque no pasa absolutamente nada "interesante". Al menos yo tardé poco más de una semana para leerme el libro cuando sinceramente es material como para dos días o a lo sumo, tres. No es que no sea bueno el libro, sin duda lo es y resulta una idea bastante atrayente e interesante, pero literalmente tuve que obligarme a terminarlo. Aunque cuando el final se acercaba se puso mucho más interesante y no pude separarme del libro hasta que lo terminé. 



Obviamente al darse cuenta de qué es lo que ha pasado, Gemma intenta escapar; lamentablemente al encontrarse a mitad de la nada donde la única civilización está quizá a miles de kilómetros de distancia, sus planes de huida terminan siempre fracasando. 

Algo que me ha gustado bastante de esta historia son los personajes. Y es que Gemma no es solamente un personaje, es una adolescente real. Muchas vemos libros donde el autor exagera los estándares de adolescencia creando a unas chicas completamente populares y reinas del universo, o bien, unas completas marginadas sociales. Raras veces se logra un equilibrio y Lucy Christopher sin duda lo logró con Gemma.

Por otro lado tenemos a Ty, un chico realmente adorable. Seguramente ustedes dirán que estoy totalmente loca al decir eso pero créanme que si leen el libro sabrán a qué me refiero. Ty no es como el estereotipo de secuestrador al que estamos acostumbrados normalmente; él ama a Gemma y pese a todos los desaires que ella le hace (todos ellos justificables porque, digo, el tío la secuestró) sigue siendo paciente y bueno con ella. Obviamente necesita ayuda, está obsesionado con Gemma desde que ésta tenía diez años y eso puede resultar un poco perturbador, sin embargo la autora ha sabido jugar tan bien el papel de los personajes que logró que algunos lectores desarrollaran el Síndrome de Estocolmo con solo leer el libro.

Sin duda alguna Ty se ha convertido en uno de mis personajes masculinos favoritos.

El final... Dios, ¿qué les puedo contar del final? Digamos que sí es un tanto inesperado, pero... ¡Rayos! Al llegar al final te encuentras en una encrucijada entre castigar a Ty o regalarle su libertad porque, seguramente a esas alturas, te habrás enamorado de él. 

Así que por la excelente manera de la autor de hacernos enamorar de Ty casi sin que nos demos cuenta, yo le daré a este libro un total de:




Gracias por haber leído la entrada, ya que llegaste al final ¿me dejas un comentario? Prometo contestártelo y además me harías un enorme favor. ¡Gracias!

4 comentarios:

  1. ¡Hola! No había oído hablar de esta novela, pero me tiene buena pinta. Yo también tengo un blog literario y creo que te podría interesar la iniciativa seamos seguidores. Puedes pasarte para saber en que consiste: dulceslecturaseva.blogspot.com.es
    ¡Mucha suerte con tu blog! ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Eva, si tienes la oportunidad dale una chancita al libro, la verdad a mi me gustó pese a lo que dije de la parte intermedia. Me daré una vuelta por tu blog sin duda, besos y gracias por comentar.

      Eliminar
  2. Me encantó tu reseña. Creo que es de las mejores que he leído acerca de este libro.
    Al igual que tú, yo también me estaba obligando a mí misma a terminarlo, porque es cierto que en la mayor parte del desarrollo no pasa nada "interesante" como tal. Pero sin duda alguna, valió completamente la pena. Es un libro muy bueno, con un final que te deja en estado catatónico.
    Por cierto... ¿He sido la única que ha llorado con el final? Tal vez también haya desarrollado el síndrome de Estocolmo ajajaja.
    Saludos desde Venezuela :)

    ResponderEliminar
  3. Ame el libro, aunque el final es muy abierto para mi gusto, no se que decir, me dejo en la nada, pero al mismo tiempo es perfecto.

    ResponderEliminar

Ya que llegaste al final de la entrada ¡Anímate a comentar! Tu opinión es muy importante para mí ♥